Masaje Neurosedante

En la lucha contra la depresión y el estrés juega un papel especial el masaje neurosedante realizado por un especialista experimentado.

Una de esas técnicas consiste en influir en las terminaciones nerviosas, eliminando así manifestaciones como apatía, fatiga e insomnio. Durante el procedimiento, el paciente está profundamente relajado y, a menudo, se queda dormido. La eficacia de la técnica está probada y no se puede comparar con un masaje convencional. Gracias a este tratamiento se puede relajar todo el cuerpo. El principio de acción se basa en un efecto puntual sobre los receptores que controlan el sistema nervioso. Si una persona ha estado en un estado de estrés durante mucho tiempo, existe la posibilidad de desarrollar enfermedades crónicas, de tipo somático e insomnio.

El masaje neurosedante promueve la relajación corporal y el alivio del estrés.

¿Cuándo es aconsejable un masaje neurosedante?

El ritmo de vida moderno a menudo conduce al estrés y al desarrollo de trastornos psicológicos más o menos graves. La mejor opción es iniciar los masajes ante los primeros signos de problemas psicológicos. También se recomienda para personas que están constantemente nerviosas y tensas.

Vale la pena señalar algunos síntomas que no deben ignorarse:

falta de interés en las actividades habituales que brindan placer;

depresión;

fatiga;

problemas de sueño persistentes;

ira e irritabilidad;

depresión y ansiedad.