Masaje facial japonés

Masaje de la Juventud Eterna: un Lifting Natural, visible desde el primer tratamiento

El masaje facial japonés es un verdadero lifting natural que mejora la belleza natural, pero no solo. También equilibra la energía vital, lo que le permite sentirse relajado y al mismo tiempo en buena forma. Por esta razón, se recomienda tanto para hombres como para mujeres

El masaje facial japonés se propone eliminar las toxinas que se pueden haber acumulado en la cara a través de los canales linfáticos. De esta manera, tendrás inmediatamente una cutis más fresca y luminosa.  Este tratamiento, si se realiza regularmente, previene la aparición de arrugas y también reduce la aparencia de las arrugas presentes. De hecho, liberando la tensión de los músculos, el rostro aparece más juvenil y relajado.

Además, este masaje ayuda a igualar el tono de la piel, tratar bolsas y ojeras y reafirmar la flacidez de la piel.

El masaje facial japonés es adecuado para todo tipo de piel (seca, normal, grasa o con acné). De hecho mejora la salud de la cara: aumenta la hidratación, la elasticidad y el tono de la cara y el cuello, previniendo las arrugas y la flacidez de la piel.

Belleza, salud y luminosidad para tu rostro

A través de la combinación de técnicas de masaje, drenaje y Shiatsu, se estimula la circulación sanguínea, y se dona nutrición a la piel. De esta manera se reducen los efectos del estrés y del cansancio resultando un efectivo tratamiento de rejuvenecimiento facial.

 

Masaje Facial Kobido

El origen del masaje facial japonés, llamado también Kobido se remonta a China alrededor del año 2500 antes de Cristo. Después se introdujo en Japón alrededor del año 1300 d.C.

Este masaje fue reconocido como un masaje antienvejecimiento y reservado exclusivamente a los emperadores.

hand-nature-leg-finger-relax-muscle-1206142-pxhere.com