Masaje embarazadas

Masaje para embarazadas de 60 minutos

Durante el embarazo, la mujer está sujeta a toda una serie de transformaciones debido a cambios en la estructura hormonal. El aumento de peso, el cansancio, el dolor muscular y articular, la ansiedad y el estrés son solo algunas de las molestias que caracterizan el período de gestación. El masaje durante el embarazo es una práctica que ayuda a las mujeres a enfrentar mejor los nuevos cambios fisiológicos y a aliviar todos los trastornos físicos y psicológicos que se derivan de ellos.

El masaje para embarazadas se lleva a cabo en un ambiente bien ventilado con música de fondo, para aprovechar el efecto relajante de la musicoterapia. Las maniobras se centran principalmente en la columna vertebral, la región pélvica y los músculos de la espalda. Para no afectar la salud del feto, la mujer se coloca en posición supina o de lado.

 

Beneficios del masaje para embarazadas

El masaje durante el embarazo puede ser una ayuda agradable para enfrentar los cambios fisiológicos que involucran una serie completa de problemas físicos y psicológicos de la mejor manera. Los principales beneficios del masaje prenatal son: alivia el dolor en las articulaciones, el cuello, la espalda y el nervio ciático; ayuda a mantener una postura correcta; reduce la hinchazón de manos y pies; es útil en caso de congestión sinusal; alivia los dolores de cabeza; prepara la musculatura para el parto; Estimula la circulación sanguínea. Este tipo de masaje también mejora la belleza de la piel porque la hace más elástica. Por esta razón, es eficaz contra las estrías. El masaje de drenaje ayuda a prevenir el estancamiento de fluidos y la formación de celulitis.

También aligera la sensación de pesadez en las piernas.

Los beneficios del masaje en el embarazo no se limitan a resolver solo problemas físicos. De hecho, es capaz de brindar una fuerte sensación de relajación que ayuda a combatir el estrés y garantiza una sueño de buena calidad. En cualquier caso, siempre es importante consultar a su médico antes de recurrir al masaje durante el embarazo.

Contraindicaciones

El masaje durante el embarazo generalmente no es riesgoso para la salud de las mujeres, sin embargo, hay algunas contraindicaciones que deben conocerse. El tratamiento debe evitarse en presencia de dolencias físicas percibidas por la futura madre durante el embarazo. En particular, los casos en los que es mejor no someterse a un masaje son:

Náusea

Temperatura

Diarrea

Fugas de sangre o agua.

Mareo

Taquicardia

Alta presión

Dolores inusuales, especialmente en el abdomen.

Diabetes

Enfermedades contagiosas

Heridas

Inflamación

Venas varicosas

No se recomiendan los masajes durante el embarazo durante los primeros tres meses, el período necesario para que la mujer se familiarice con su nueva condición física y hormonal.

pregnant-woman-1910302_1280