Defensas bajas

Defensas bajas: como subirlas y evitar las afecciones estacionales

Las defensas bajas pueden hacer que nuestro cuerpo no esté preparado para combatir la agresión de agentes externos, como virus, bacterias e infecciones. Además estamos tan vinculados a nuestro ecosistema que los cambios de estación generan también cambios internos a nuestro organismo. 

Por eso es normal sentir algunas afecciones al comienzo de cada estación, como sucede ahora en las primeras semanas del invierno, sobre todo si tenemos las defensas bajas.

Principales causas de las defensas bajas

Las principales causas de la disminución de las defensas son:

Abuso de medicinas (especialmente antibióticos)
Estrés
Tabaco
Abuso de alcohol
Sueño insuficiente
Alimentación inadecuada

También contribuyen los Factores ambientales  (frío, humedad, cambios bruscos de temperatura) y la contaminación ambiental, la calidad del aire y la exposición a factores tóxicos.

Vamos a ver ahora cómo aumentar las defensas bajas.

Adapta tu alimentación

La alimentación es una de las herramientas claves para evitar las defensas bajas y reforzar nuestro sistema inmunológico.

El sistema inmunitario necesita un suministro regular y equilibrado de macronutrientes (carbohidratos, proteínas, grasas) y micronutrientes (vitaminas, minerales, enzimas, pigmentos). Durante el cambio de estación evita someterte a  régimenes bajo calóricos y no excedas con la sal y el azúcar blanco, los aceites hidrogenados y las grasas trans, los aditivos sintéticos y los alimentos muy procesados.

Aprovecha la temporada de cítricos, que nos aportan una gran cantidad de vitamina C, al igual que las verduras verdes como la acelga, el brócoli y las espinacas.

Defensas Bajas Como subirlas

Descansa bien

Un buen descanso es fundamental para aumentar las defensas bajas. 

Recuerda dejar el mòvil o el ordenador media hora antes de ir a dormir, para conciliar mejor el sueño, y evita el contacto hasta después de haber desayunado.

Descansar entre 7 y 8 horas por día es ideal para que nuestro cuerpo se recupere de las actividades diarias y se reactive el sistema inmunológico.

Si tienes problemas para dormir, te recomendamos la Esencia floral Sweet Dreams, para relajarte, descansar profundamente y recuperar las energías. 

Previene las afecciones estacionales

Llevar estos buenos hábitos a veces no es suficiente para contrarrestar las defensas bajas. Si más allá de tu dieta y estilo de vida, sufres los cambios de estación, te recomendamos la Esencia Floral Seasonal Affections.

La combinaciòn de esencias florales te ayudará a enfrentar mejor los cambios de estación.  Sobre todo si experimentas procesos alérgicos asociados a los ácaros, polvo o pelo de animales por ejemplo.

 

 

Estar preparado naturalmente brinda una actitud de mayor tolerancia ante los malestares, permitiéndote continuar con tu vida de forma activa. 

Haz ejercicio ¡aún en invierno!

Además de activar el sistema inmunológico y mejorar las defensas del organismo, la actividad fìsica nos ayuda a combatir el estrés.

Cuando estamos preocupados o estresados por algo, nuestro cuerpo no responde de la misma manera y puede que terminemos con las defensas bajas, o más propensos a afecciones. 

Con el frío es más difícil salir de casa y moverse, pero también tenemos alternativas virtuales como clases de yoga dirigidas. 

Mantener un balance y equilibrio entre nuestro cuerpo y mente nos ayuda a afrontar los cambios de una manera más flexible y positiva.

Piensa positivo

El sistema inmune también se ve afectado por nuestro sistema psíquico. El estrés puede afectar la eficiencia de nuestras defensas inmunes. De hecho los estudios han demostrado que sólo veinticuatro horas de estrés son suficientes para reducir significativamente la efectividad y la respuesta del sistema inmune.

Es por eso que reducir el estrés y adoptar una actitud positiva hacia la vida también puede ayudar a nuestro cuerpo a defenderse de los ataques externos.

Las esencias florales pueden ser un válido aliado para reducir el estrés y por consecuencia aumentar las defensas.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *