Como se hace la esfoliación corporal

¿Como se hace una exfoliación corporal?

¿Como se hace una exfoliación corporal? A menudo suena a una práctica compleja y ocasional. A continuación vamos a explicar en detalle en qué consiste, cuantas veces se recomienda hacer, y todos sus beneficios.

La exfoliación consiste en la eliminación de células muertas y la consiguiente revitalización del tejido de la piel, gracias a la eliminación de los estados superficiales de la epidermis. Es un procedimiento extremadamente importante para el bienestar físico en su totalidad.

Así que  puede (¡o más bien debe!) realizarse tanto en las áreas de la piel de la cara como en el resto del cuerpo.

Los multiples beneficios de la exfoliación

Al eliminar las células muertas, inevitablemente también se elimina todo el maquillaje residual o la suciedad acumulada. En consecuencia, no sólo tiene un efecto estético, si no que también permite eliminar gérmenes y bacterias.

Si la piel se libera de las células muertas y los residuos de suciedad (maquillaje, polvos derivados de agentes atmosféricos externos), los tejidos de la piel se oxigenan y se favorece la renovación celular. Después de la exfoliación, la piel se vuelve más fresca, limpia, brillante, purificada, regenerada, con una apariencia saludable.

Cuando se realiza la exfoliación, se promueve el aumento de la circulación dérmica gracias al masaje realizado y se estimula el recambio epidérmico fisiológico. Además, si la exfoliación se lleva a cabo periódicamente, se pueden obtener otros beneficios, tales como: reducción de la aparición de granos, puntos negros y reducción de los poros dilatados.

A parte de un efecto curativo que produce efectos tangibles de inmediato, la exfoliación también es muy útil para practicar una buena prevención. De hecho, evita no solo la oclusión de los poros que podrían causar la aparición de puntos negros o más infecciones de la piel. Incluso retrasa la aparición de arrugas y reduce el riesgo de manchas en la piel.

Para la piel con acné, la exfoliación es una práctica extremadamente importante. Por esta razón, la exfoliación de la piel facial, especialmente para aquellos que sufren trastornos hormonales o producción seborreica excesiva, permite eliminar el exceso de grasa y retrasar la aparición de ese molesto efecto brillante que a menudo causa numerosos problemas en la aplicación del maquillaje. 

Existen diferentes técnicas, desde exfoliantes químicos hasta naturales, y cada método es más o menos apropiado de acuerdo con diferentes necesidades o diferentes tipos de piel y diferentes áreas del cuerpo. Sin duda, los métodos utilizados para la cara no pueden ser los mismos que los utilizados para los pies o la parte interna del muslo.

Una cosa es segura: cada área es tan importante como las demás. 

Veamos cómo exfoliar la piel según las necesidades de todos.

Exfoliar la piel de la cara

La cara es un área extremadamente delicada y sensible, propensas al enrojecimiento y la inflamación.  

Antes de exfoliar, un paso esencial es asegurarse de que la piel esté perfectamente limpia. 

¿Cómo se hace una esfoliación de la cara?

Es esencial preparar la piel adecuadamente, utilizando la técnica de exposición al vapor para dilatar los poros ocluidos, permitiendo que el producto penetre más fácilmente. Luego se debe aplicar una dosis generosa de esfoliante específico para la cara y masajear ligeramente los tejidos.

Elegimos un producto con un grano más pequeño y delgado; tenemos cuidado especialmente en el área alrededor de los ojos para evitar que el producto entre en contacto con la córnea y cause inflamación.

Al hacer masajes circulares en todas las áreas de la cara, la piel se despega al eliminar la suciedad y las células muertas. 

El masaje debe ser ligero para evitar crear abrasiones.

Luego procedemos con el enjuague para eliminar el exfoliante y cualquier residuo.

En pieles maduras, especialmente en mujeres de 40 años en adelante, la exfoliación es una práctica extremadamente recomendable ya que regenera la piel y produce un efecto antienvejecimiento

Peeling corporal

Esta técnica permite la eliminación de manchas en la piel, puntos negros y acné. Su efecto es sorprendente y puede mejorar significativamente la apariencia de incluso la piel más problemática, promoviendo la renovación celular después del tratamiento.

Las fórmulas que incluyen sustancias como el ácido glicólico, el ácido tricloroacético o el ácido salicílico favorecen el peeling rápido de la epidermis. Además tienen propiedades antibacterianas y calmantes.

Los productos a base de ácido glicólico son los exfoliantes por excelencia. En virtud de sus numerosas propiedades beneficiosas, este elemento químico más que cualquier otro, de hecho, es ampliamente utilizado en el sector de la cosmética. Además de exfoliar, más generalmente, el compuesto trabaja en la capa superficial de la epidermis, compactando, unificando y aumentando su elasticidad. La exfoliación con ácido glicólico más intensa es particularmente efectiva para tratar una cara con piel problemática y más madura: ayuda a mantener la piel sana, elástica y limpia, mejorando las pecas, las manchas de la edad e incluso las arrugas.

Scrub

Para este método se usan compuestos con una consistencia granulada que, frotando la piel, producen un efecto exfoliante, destinado a eliminar residuos, impurezas y regenerar la piel de una manera enérgica pero delicada. Los exfoliantes son particularmente útiles para aquellos que sufren de piel seca, ya que permiten eliminar las escamas a las que este tipo de piel con frecuencia está sujeta.

Scrub Barcelona

¿Como se hace una exfoliación corporal? 

La exfoliación es una práctica que se puede hacer todo el año. En invierno, de hecho, el frío causa sequedad severa, por lo que es esencial usar un exfoliante corporal para contrarrestar el efecto de descamación causado por el clima seco. Del mismo modo, en verano puede ser extremadamente efectivo para acelerar el bronceado y dar una tez más uniforme. El exfoliante corporal es particularmente efectivo para combatir el vello encarnado. Sin embargo, es mejor  evitarlo en un período cercano a la depilación: ¡es aconsejable que transcurran al menos 3 días entre la exfoliación y la depilación!

La piel debe estar absolutamente limpia y húmeda para que se suavice. Aplicar el producto sobre la piel seca es un error, ya que frotarlo causaría una fricción excesiva y la consiguiente irritación de la epidermis. Sin embargo, siempre debe enjuagarse, y es aconsejable aplicar productos hidratantes y calmantes después.

La esfoliación tiene un efecto regenerador y exfoliante, además de ser extremadamente útil también para estimular la circulación y, por lo tanto, prevenir las imperfecciones de la celulitis.

Para obtener un mejor efecto exfoliante, es mejor combinarlos con aceites esenciales, cremas tonificantes y drenantes. Luego es necesario realizar un masaje con movimientos circulares, de arriba a abajo, asegurándose de que la absorción de cualquier producto auxiliar se realice por completo. Después del masaje, es bueno enjuagar, evitando el agua demasiado caliente, con una esponja húmeda o un guante de esponja normal, para eliminar los residuos de la piel.

Para completar el proceso, es fantástico usar un buen humectante.

Si deseas contar con un experto para tu tratamiento de esfoliación profunda en nuestro centro de belleza en Barcelona puedes reservar directamente aquí. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta