aromaterapia Barcelona

Top Aceites esenciales para la ansiedad

Hoy hablaremos de los aceites esenciales para la ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una emoción completamente normal y natural que pertenece al ser humano. Es básicamente nuestra «luz de advertencia».

¿Cuándo aparece?

Por lo general, ocurre cuando estás a punto de hacer algo nuevo, algo que realmente no quieres hacer o cuando tienes miedo de que algo salga mal.

La ansiedad no tiene por qué preocuparnos siempre que no se vuelva limitante. De hecho, si está vinculada a un evento en particular y luego desaparece al pasar, es una situación normal.

Hay casos en los que esta es persistente y se define como ansiedad crónica, llegando a ser muy limitante en el día a día de quien la padece.

En este caso es necesario confiar en un profesional para iniciar un camino terapéutico e identificar las causas desencadenantes.

Si no se trata, la ansiedad crónica puede convertirse en un trastorno de ansiedad con el consiguiente deterioro de la calidad de vida.

aceites esenciales para la ansiedad

Aceites esenciales para la ansiedad: ¿cómo nos pueden ayudar?

Los aceites esenciales pueden ayudarnos a tratar la ansiedad, son un excelente ansiolítico natural. Son eficaces para superar algunos de los síntomas como el insomnio, la inquietud y la sensación de pánico. Nos ayudan a reducir el estrés.

Está ampliamente demostrado que las moléculas aromáticas de los perfumes y aceites esenciales son capaces de superar fácilmente la barrera hematoencefálica, despertando recuerdos y estimulando la producción de imágenes mentales. 

Desde hace varios años, de hecho, muchas sustancias aromáticas se utilizan regularmente en los protocolos de rehabilitación basados ​​en la estimulación sensorial. Los aceites esenciales, cuidadosamente elegidos en calidad y dosificación, se han convertido en ayudas válidas para mitigar los síntomas de la depresión.

La aromaterapia define a estas sustancias como «adaptógenos», ya que intervienen en el organismo realizando la acción más adecuada para restablecer el equilibrio del individuo.

Por esto se recomienda encontrar la esencia, o esencias, que mejor se adapten a nuestro cuerpo y a nuestro estado de ánimo. De esta manera, los aceites esenciales pueden producir efectos beneficiosos en nuestro organismo.

Por último, antes de emprender cualquier camino utilizando estas propiedades, conviene comprobar nuestra tolerancia a la sustancia, para evitar desagradables reacciones alérgicas. 

Y ahora veamos los principales aceites esenciales para la ansiedad y sus propiedades.

1. Aceite Esencial de Ylang Ylang

Este aceite, obtenido de la destilación de la flor de una planta asiática, también es llamado el «jazmín del pobre» debido a sus propiedades similares pero de calidad inferior a las del jazmín. De olor dulce, y para algunos, incluso empalagoso, el aceite esencial de Ylang Ylang desarrolla sus efectos beneficiosos sobre los estados de ansiedad y estrés.

Contrarresta el insomnio y, nuevamente por el principio de la presencia simultánea de efectos opuestos, puede restablecer la hipotensión y tener propiedades afrodisíacas. Por lo general, Ylang Ylang se mezcla con otros aceites esenciales, por ejemplo, bergamota y otros cítricos.

Su uso puede ser tópico, con aplicaciones en cuello, muñecas, pies y espalda, o mediante difusión ambiental. Finalmente, se debe prestar atención al uso prolongado, que a veces puede conducir a la sensibilización por contacto.

2. Aceite esencial de bergamota

Aceite esencial fresco y agradable, obtenido de la piel de los cítricos aún inmadura. Su capacidad de contención en condiciones de estrés y estados de ansiedad asociados ha sido demostrada en laboratorio. Actúa sobre el flujo hormonal y su producción, generando un estado de calma y relajación.

El aroma refrescante y delicado de la bergamota se puede difundir en el ambiente, o puede aplicarse localmente o incluso mezclarse con bebidas y alimentos.

El aceite esencial de bergamota pierde algunas de sus propiedades cuando se expone a la luz solar directa. Por eso es importante, si pretendemos exponernos al sol, cubrir las partes del cuerpo sobre las que se ha aplicado el aceite para que conserve todas sus características.

3. Aceite esencial de geranio

Una esencia con un olor a flores muy agradable, fresca y regeneradora, la del geranio es un excelente coadyuvante contra la tensión y el estrés. Ayuda a restablecer el equilibrio hormonal y estabilizar el estado de ánimo. Los que han usado aceite esencial de geranio informan una mayor relajación y una menor propensión a estados irritables.

Además, los mismos refieren que observan una mayor propensión a formular nuevas ideas, seguramente como consecuencia de las atenuadas tensiones internas. Según algunos estudios esta esencia estimula el sistema linfático.

Este aceite se usa localmente en las partes más receptivas del cuerpo o por difusión y se puede mezclar con todos los demás aceites esenciales. Recomendamos cuidado con el uso prolongado, ya que puede provocar hipersensibilidad.

4. Aceite esencial de lavanda

Considerado el «aceite universal», es el aceite esencial por excelencia, el adaptógeno ideal, capaz de restablecer el equilibrio comprometido del organismo. Este destilado de flores de lavanda induce el alivio de la ansiedad y la inquietud.

Es una de las moléculas más adecuadas para relajar el cuerpo. Estudios científicos han demostrado cómo las personas que habían inhalado el aceite esencial de lavanda declararon sentirse más relajadas, y al mismo tiempo podían realizar fácilmente algunas tareas mentales. 

El estado de bienestar se asoció por tanto a una mayor capacidad atencional. La lavanda también se utiliza en estados de inapetencia, náuseas, dolor y obviamente también como antiséptico.

Usado localmente, frotado en las sienes o simplemente inhalado desde la palma de la mano, libera inmediatamente sus propiedades relajantes y placenteras. La difusión ambiental también es muy eficaz.

5. Aceite esencial de sándalo

Considerado un aceite sagrado y originario del sur de la India, el aceite esencial de sándalo se extrae de la madera del álbum de hoja perenne Santalum. Con un aroma cálido y dulce, siempre se ha utilizado como acompañamiento de sesiones de yoga y meditación.

Sus propiedades relajantes están indicadas para disminuir tensiones y hacer frente a situaciones estresantes. Un estudio realizado en pacientes terminales ha demostrado cómo el aceite de sándalo es capaz de reducir significativamente la ansiedad de los pacientes. Estabilizador del estado de ánimo y del sistema inmunitario, contrarresta el insomnio y mejora la calidad general del sueño.

Al igual que otros aceites esenciales para la ansiedad y la depresión, puede usarse con aplicaciones locales o mediante difusión ambiental y debe usarse con precaución durante el embarazo. 

En los últimos años, la cantidad de árboles de los que se extrae el aceite esencial de sándalo ha disminuido significativamente. Por esta razón el aceite de sándalo puro es significativamente más caro que estas versiones.

6. Aceite esencial de incienso

Es un aceite con orígenes muy antiguos, originario de la Península Arábiga y África Oriental, cuyas propiedades beneficiosas y espirituales ya están descritas en la Biblia. Esta es la secreción oleosa de la resina de las plantas arbustivas, cuyas moléculas son capaces de superar fácilmente la barrera hematoencefálica, facilitando el transporte de oxígeno al cerebro y la estimulación del sistema límbico.

Este mecanismo produce los efectos característicos del aceite esencial de incienso: reducción de estados ansiosos, irritables y depresivos. Algunas enfermedades respiratorias y de la piel pueden beneficiarse del uso de esta esencia.

Sedante por excelencia, se ha utilizado durante siglos como un válido compañero de meditación, gracias a su capacidad para promover estados introspectivos. Este aceite esencial, balsámico y cálido, puede usarse localmente sobre la piel o para difusión ambiental. Se puede mezclar de forma segura con todos los demás aceites esenciales.

7. Aceite esencial de salvia

La salvia siempre ha sido reconocida por sus propiedades ansiolíticas e inductoras del sueño. Estudios autorizados han demostrado cómo la inhalación de esta esencia, combinada con otros aceites esenciales, por sujetos sometidos a situaciones estresantes, condujo a una mejora significativa en el estado de ansiedad.

La esencia de la salvia también parece ser capaz de mejorar los estados depresivos.

8. Aceite esencial de manzanilla

La manzanilla es mejor conocida por las propiedades inductoras del sueño de su infusión. El aceite esencial de manzanilla, sin duda, tiene un mayor efecto en el cuerpo.

Alivia tensiones y estados de ansiedad, excelente remedio para el insomnio, se suele utilizar durante la meditación para facilitar el estado de relajación necesario. Históricamente, también está indicada en los tratamientos resolutivos de los vómitos.

De aroma afrutado, vagamente a manzana, agradable y fresco, el aceite esencial de manzanilla se puede utilizar localmente. Frotado en el cuello y los brazos, ayuda a dormir y alivia la tensión muscular.

Puede conducir a la irritación de la piel sensible. En este caso es recomendable diluir el aceite a partes iguales con otro aceite vegetal como el de coco o el de almendras dulces.

9. Aceite de Romero

En aromaterapia, el aceite esencial de romero se utiliza para estimular la memoria y mejorar la concentración. Del mismo modo, se utiliza en casos de tensión nerviosa y ansiedad de rendimiento.

10. Aceite de Vetiver

Originario de la India y utilizado en la medicina tradicional del sudeste asiático y África occidental durante miles de años, el vetiver con sus hojas y raíces tiene una extraordinaria variedad de beneficios y usos. Conocido en India y Sri Lanka como «el aceite de la tranquilidad», es considerado una hierba sagrada gracias a sus propiedades calmantes, protectoras y curativas y es muy popular en los países tropicales como refrescante natural para el cuerpo.

Tradicionalmente, el aceite de vetiver se usaba en aromaterapia como agente relajante y calmante para aliviar ataques de pánico, estrés emocional, ansiedad, insomnio, trauma, histeria y depresión. Un estudio de 2015 investigó los efectos del Vetiver como herramienta de apoyo para la ansiedad y la acción neurológica sobre la amígdala, la parte del cerebro que tiene la tarea de manejar las emociones y el miedo en particular.

El cuerpo amigdalino se conecta a algunas áreas del tronco encefálico que controlan la manifestación de algunos comportamientos innatos. La amígdala es responsable de la percepción y los resultados de las emociones, como el cambio en los latidos del corazón, la presión arterial y la respiración.

aceites esenciales para la ansiedad Barcelona

Cómo hacer un aceite esencial personalizado para la ansiedad 

Como hemos comentado, todos los aceites esenciales se pueden mezclar entre sí, obteniendo nuevos compuestos cuyos efectos se verán potenciados por la suma de las peculiaridades de cada esencia individual.

Cada uno de nosotros podrá elegir las esencias que perciba más parecidas a él mismo y que produzcan los mejores resultados y mezclándolas cuidadosamente entre sí, obtener una esencia con nuevas características.

Finalmente, ilustramos un ejemplo de estas mezclas de aceites esenciales para aliviar la ansiedad.

Consigamos un bote pequeño de cristal oscuro e introduzcamos los siguientes aceites esenciales:

salvia romana (4 gotas)

ylang-ylang (4 gotas)

geranio (3 gotas)

albahaca (2 gotas)

sándalo (1 gota)

Hemos obtenido así una excelente mezcla de aceites esenciales eficaces contra la ansiedad, que podemos utilizar por inhalación directa (1-2 gotas en la palma de la mano), para masajes, fricciones locales o para un baño relajante. 

¿Cómo usar los aceites esenciales para la ansiedad?

Hay varias formas de utilizar los aceites esenciales para la ansiedad como tranquilizantes naturales. Estos son los métodos más efectivos:

Pañuelo u otra prenda

Esta es una de las formas más sencillas de utilizar el poder de la aromaterapia.

Solo toma uno de los aceites esenciales mencionados anteriormente y agrega 3 gotas a tu pañuelo. Siempre que sientas ansiedado, tómalo e inhala profundamente.

Difusor

La difusión de aceites esenciales mediante un difusor es uno de los mejores métodos para calmar la ansiedad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta